Blog Regalos Publicitarios

Artículos publicitarios, regalos de empresa

Blog Regalos Publicitarios - Artículos publicitarios, regalos de empresa

¿Qué regalar en un bautizo si eres la madrina?

El bautizo es un día inolvidable. Lo es para los padres y la familia del bautizado, pero también para este, en tanto en cuanto se trata de la primera celebración que le tiene como bautizado y de la que escuchará hablar una y otra vez el resto de su vida.

A la importancia familiar y social que ha venido adquiriendo este rito hay que sumarle la importancia que el bautizo tiene para los creyentes en la fe católoca, dado que se trata de la celebración del ingreso de un nuevo cristiano en la comunidad. Un ingreso del que dan fe los otros grandes protagonistas del bautizo junto al bautizado y sus padres. Nos referimos, cómo no, a los padrinos.

Padrinos que se comprometen ante el recién nacido y su familia a velar por su educación, así como a proporcionarle seguridad en ausencia de sus progenitores, lo que sin duda es una responsabilidad tan importante como bonita. De ahí el peso de estos en los bautizos.

Y no solo durante el acto mismo del bautizo o su preparación, sino también en el banquete de después, en el que, además de compartir la mesa presidencial con los padres, se espera de los padrinos que tengan el mayor detalle para con el pequeño.

Un regalo que tradicionalmente venía siendo dinero o un ingreso en la primera cuenta del pequeño y más recientemente otro tipo de presentes más acordes a los nuevos tiempos que, algunos, los más halagüeños, compatibilizan con esa dotación económica más o menos simbólica que sombiliza el buen futuro que espera al pequeño.

El regalo de los padrinos al bautizado

Si has llegado a este artículo es muy posible que, tras recibir con gozo la noticia de que vas a ser madrina del hijo de tus familiares o amigos, te hayas planteado la pregunta de qué detalle tener con tu amadrinado. Una cuestión que se vuelve en un auténtico quebradero de cabeza para muchos padrinos que se quedan en blanco sin saber qué regalo es el más acorde o adecuado para la ocasión.

Esa es la razón por la que en este portal nos hemos decidido a hacer un post dedicado expresamente a los regalos de las madrinas a los bautizados recopilando una serie de presentes que, junto con los detalles económicos o al margen de estos, cumplir sobradamente con las expectativas que han depositado en ellos los padres de la criatura.

Uno de los regalos más habituales que realizan las madrinas a los bautizados es una preciosa y lustrosa canasta en la que no falta detalle alguno de todo tipo de productos relacionados con los cuidados del recién nacido, tales como champúes, jabones, talco, aceite, cremas para la piel, colonia o peines y cepillos, acompañadas de alguna prenda de ropa y algún oso de peluche.

Si te decantas por esta opción, te recomendamos que personalices la cesta incluyendo el nombre del bautizado y la fecha del bautizo, ya que si esta es vistosa, merecerá la pena guardarla como recuerdo e incluso para darle uso. Cuanto más grande y completa sea mayor será el agradecimiento que recibas. Opciones, como verás echando un ojo por la red, hay muchísimas y para todos los presupuestos.

Un regalo clásico con el que resulta imposible fallar es la concha bautismal. Ese objeto que utilizará el cura para vertir el agua bautismal sobre la cabeza del pequeño como metáfora de su ingreso a la cristiandad. Cabe destacar que existen conchas bautismales de nácar, de plata o de alpaca y que estas pueden llevar grabados el nombre del pequeño y la fecha del día de la celebración, lo que lo convertirá en un recuerdo inolvidable para este y su familia.

Otro excelente regalo de madrina para un bautizo es un marco de fotos o un marco de macos de fotos enlazadas para que los padres cuelguen en él fotos del bautizo, de la celebración, de los familiares, los padrinos y los amigos de la familia y el bautizado. Un recuerdo de por vida que aún se vuelve más especial si va a compañado del servicio fotográfico y de vídeo. De nuevo, remarcar que se trata de un detalle personalizable a través del grabado.

Volviendo a los clásicos que nunca fallan debemos mencionar a la medalla del bautizo, que puede ser de oro o plata y que suele ir acompañada de un grabado con motivos religiosos en la parte delantera y de una inscripción con la fecha del bautizo en la parte trasera. Este se puede combinar con otras piezas de joyería o con alguna prenda de ropa. Muy parecido a este es la cruz y la cadena de oro o una esclava con una inscripción.

Dentro de los regalos para el día D a la hora H destaca también el del ropón y los zapatitos que el pequeño portará para la ceremonia y la celebración de su bautizo. Un regalo excelente de madrina y que puede incorporar una mantita, un pequeño gorro, ropa interior o calcetines que pueden complementarlo en el caso de que la celebración esté programada para los meses de invierno.

Más allá de los regalos clásicos, recomendamos revisar cuále es la personalidad de los padres, el estilo de ceremonia que tienen previsto llevar a cabo y, a partir de ahí, escoger entre las opciones planteadas o abrirse a otras como, por ejemplo, un crucifijo o una biblia para las familias más creyentes o algo de ropa más desenfadada o alguna experiencia para vivir en familia en el caso de las familias más jóvenes o menos apegadas a las tradiciones de siempre.

En definitiva, se trata de tener un bonito detalle que tanto el bautizado como sus padres guarden con el máximo de cariño en sus recuerdos el día de mañana. Por eso, en este caso, importa más el corazón con el que se haga el presente que la cantidad invertida. Y es como hemos visto a lo largo de esta entrada, opciones hay miles y se trata de elegir la que mejor se te adapte.