Blog Regalos Publicitarios

Artículos publicitarios, regalos de empresa

Blog Regalos Publicitarios - Artículos publicitarios, regalos de empresa

Merchandising y visual marketing: qué son y por qué son importantes

Para los que no lo conozcan el visual marketing es una estrategia que consiste en la utilización de elementos visuales en las acciones de branding y mercadotecnia de una firma. La manera de ejecutar las acciones de marketing visual son varias como el vídeo, la fotografía, la tipografía o la iconografía, entre otras formas pudiéndose presentar en formatos digitales, en publicidad exterior, paneles publicitarios, periódicos, cine, sampling, etc.

El concepto de visual marketing es, pues, como estamos viendo, muy amplio. Tanto que a menudo se confunde con otro concepto distinto como es el visual merchandising, que no es otra cosa que, las prácticas de mercadotecnia en las que se utilizan los espacios, el color, la tecnología, la iluminación y todo tipo de elementos para llamar la atención de un target determinado, especialmente en el sector retail. Cabe destacar que el fin último del visual merchandising es el de promover las conversiones, por lo que se puede decir que el visual merchandising puede formar parte del visual marketing.

En la práctica, el visual merchandising conjuga distintas disciplinas como la creatividad o el diseño gráfico con otras acciones más habituales del marketing como la experiencia de usuario o los marketing studies, entre otros conceptos.

Gran parte de la teoría del visual merchandising se sustenta en la vista como uno de los sentidos principales de los hombres, siendo esa la razón por la que se trata de jugar con todo tipo de mensajes, colores, formas, texturas y soportes en busca de captar la atención y lanzar mensajes a un target determinado.

No obstante, hay que destacar que de un tiempo a esta parte, muy especialmente en los principales centros urbanos, estamos viviendo una saturación de mensajes publicitarios. Sobre todo desde la llegada de los paneles electrónicos que, sumados a los paneles tradicionales, los rótulos, los carteles y el sampling están consiguiendo un efecto completamente contrario del que persiguen por exceso.

En este contexto es más necesario que nunca optar por logos y mensajes claros, concisos y que resulten de interés para la audiencia para la que nos dirigimos, como mejor estrategia para sobresalir entre tanta amalgama de mensajes publicitarios en una competencia que, además, se ha vuelto global de la mano de internet.

Cómo hacer marketing visual en busca de incrementar las ventas

Se trata, pues, según los expertos, ya no solo de buscar los elementos diferenciales y el valor añadido que nos convierta en atractivos, sino en ser capaces de manejar todos los elementos del marketing visual en general y también del visual merchandising en busca de los mejores mensajes publicitarios.

Y es que, optar por un visual merchandising bien trabajado, serio, cuidado y capaz de distinguirse en el mejor sentido de la palabra del resto, es la mejor forma para comunicar la filosofía de la empresa, los valores de la marca, el cometido de esta y, también, de incorporar a los potenciales consumidores en los mensajes, lo que está demostrado influye de manera determinante y cada vez más en las conversiones finales.

Merchandising corporativo de éxito

En el contexto actual, donde los competidores se encuentran en cualquier lugar del mundo y donde apenas se aprecian diferencias entre unos proveedores y otros, ser capaces de comunicar el valor añadido es esencial para garantizar el futuro del proyecto empresarial que nos ocupa.

Para ello es necesario ponerse en manos de profesionales del marketing, capaces de desarrollar distintos tipos de estrategias enfocadas a hacer llegar de una manera clara y concisa por qué ofrecemos un producto o un servicio mejor que el resto.

Una de las maneras de hacer llegar el proyecto que mejores resultados ofrece es, sin lugar a dudas, el merchandising corporativo, en tanto en cuanto se trata de una técnica de mercadotecnia de las más utilizadas para dar a conocer productos y/o servicios de una manera impactante y que no requiere de una gran inversión.

Un claro ejemplo de ello son las acciones de sampling en las que se entregan muestras de aquellos productos nuevos que estamos sacando y a los que queremos dar visibilidad repartiéndolos en espacios en los que sabemos se mueven nuestros potenciales consumidores.

Otra de las acciones de merchandising corporativo que más atractivas resultan son la entrega de obsequios o detalles de empresa a clientes y colaboradores, ya sea en Navidad, al cierre del ejercicio o como conmemoración del inicio de nuestra actividad o de la colaboración entre dos proyectos complementarios.

Algunos de los detalles más habituales que se entregan a clientes o colaboradores son regalos de utilidad para el día a día como llaveros, usb, paraguas, libretas, gafas o bolsas de tela, todos ellos con el logo y alguna inscripción que anime a saber más de nosotros.

Regalos, todos ellos, que está demostrado resultan especialmente eficaces a la hora de diferenciadores de la competencia que, ya sea por su posición privilegiada o por su falta de confianza en el marketing, rehúsa entrar en contacto con su público objetivo cediéndonos un espacio que debemos aprovechar para atraerlos hacia lo que hacemos o darnos a conocer.

Beneficios del merchandising corporativo

Las ventajas que ofrece el merchandising corporativo a las empresas que recurren a él son varias. Por un lado, se trata de acciones que ayudan a fortalecer la idea de marca, a transmitir los valores de nuestra empresa y que nos diferencian de la competencia impactando directamente en aquellos que son nuestro público objetivo.

Por otro lado conseguimos hacer llegar muestras de aquello que ofrecemos, dando salida a stock que teníamos parado y que se recibe como un regalo por parte de un target que quizás no nos hubiera conocido nunca antes de no ser por nuestras acciones de sampling y reparto de merchandising corportativo.

Por último, son varios los estudios que hacen referencia al merchandising corporativo como un arma especialmente eficaz a la hora de afianzar un proyecto empresarial y ayudar a fomentar la relación de la firma con sus consumidores.

Tanto es así que basta con acudir a cualquier gran superficie, cualquier gran evento deportivo o cualquier feria o congreso del tipo que sea para darse cuenta de la gran cantidad de proyectos que están realizando campañas de merchandising corporativo en busca de captar nuevos clientes y estrechar la fidelización de los que ya han confiado en nosotros.

Tipos de Merchandising

Existen varias clasificaciones de merchandising, entre las que cabe destacar la clasificación segúna la naturaleza del mismo:

Merchandising de presentación. Se dirige a los sentidos y pretende presentar los artículos de tal manera que los más rentables sean los más atractivos de comprar. Se utilizan medios visuales para atraer la atención del consumidor, como anuncios a través de carteles o ubicación de productos en sitios más accesibles. Guía al consumidor en su comportamiento en el acto de la compra usando un ambiente agradable, una distribución adecuada y una variedad de productos en cuanto a calidad y cantidad.

Merchandising de gestión. Trata de optimizar mediante el análisis estratégico la oferta de la empresa con el objetivo de obtener el máximo rendimiento del lineal. Se usan para ello, estudios de mercado, posicionamiento, política de precios, etc… Principalmente consiste en la obtención de información constante del punto de venta.

Merchandising de seducción. Se basa fundamentalmente en la Tienda Espectáculo con ambientación específica, mobiliario concreto, productos vivos, etc… Consiste en promocionar la imagen que da la firma, sus productos y/o servicios, con una buena atención al cliente y una distribución enfocada a hacer más seductora la tienda. Es necesario la creación de un ambiente que fomente el consumo y haga del sitio un lugar agradable dónde promover la venta de los productos y/o servicios.

Merchandising

Mechandising o micromercadotecnia tiene como objetivo el marketing en el punto de venta, es decir, aumentar la rentabilidad en el mismo. Es un conjunto de técnicas y estudios comerciales que permiten presentar a comerciantes y/o fabricantes sus productos o servicios en unas condiciones óptimas, mediante la adaptación de los mismos a las necesidades del mercado en ese momento, para así presentarlos al cliente final.

En oposición a la presentación pasiva de los productos, realiza una presentación activa realizando todo tipo de mecanismos que hacen del mismo un producto más atractivo al consumidor. Estos mecanismos son por ejemplo: ambientación y diseño exterior del punto de venta, colocación, etc…

Ejemplos de técnicas de merchandising:

Colocación del producto. Consiste en ubicar el producto en lugares donde fomente su consumo. Por ejemplo, en grandes superficies, situar el producto a la altura de los ojos o ubicar ciertos artículos más a mano.

Pilas de productos. Esto da una sensación de abundancia y puede provocar un efecto positivo a los consumidores.

Contenedores. Cubetas donde se apilan los productos desordenados, dan una sensación de ganga.

Linealidad en la exposición de productos dónde es más fácil hacer destacar uno sobre el resto.

Carteles. Dónde se indican ofertas o descuentos.

Señalizadores. Esto es una forma de dirigir al consumidor a un sitio concreto.

Animaciones, degustaciones o demostraciones en el punto de venta. Se realiza para llamar la atención sobre un producto o un conjunto de ellos. Por ejemplo: la vuelta al cole, dia de la madre, etc…